Cada alimento en su lugar

El orden mediante el cual se debían servir los alimentos fue descrito por Rupert de Nola en su escrito del siglo XVI sobre el arte de la cocina.

Recogiendo una tradición, más de nobles que de gente llana, este cronista gastronómico indicaba el siguiente orden para los ágapes:

1. fruta.

2. potaje.

3. asado.

4. otro potaje.

5. algo cocido (excepto si es manjar blanco, que se sirve tras la fruta).

6. "frutas de sartén" (dulces fritos) si las hay.

7. otra fruta.

En medio podían añadirse más platos y se podía intercambiar el orden de lo cocido (carne o pescado) con lo asado a gusto del anfitrión.

El potaje era algún plato basado en las verduras.

Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies