Basílica del Lledó

Buen acceso en coche: Vía asfaltada

Avenida Virgen del Lledó, s/n.

12003 - Castellón de la Plana

 964.220.482

contacto@basilicadellledo.es.

http://www.basilicadellledo.es/

 

La devoción por la Virgen del Lledó se remonta a la época medieval. En el siglo XIV, un labrador, Perot de Granyena, estaba arando el campo y se topó con una gran piedra que le impedía continuar. Para su sorpresa, debajo de este obstáculo encontró una imagen de la Virgen María esculpida en alabastro. Rápidamente llamó a los regidores y los clérigos de la villa que decidieron construirle una ermita a esta Virgen que bautizaron del Lledó, por la presencia del “llidoner” plantado en el campo donde se había descubierto la figura.

La existencia de la iglesia de Santa María del Lledó, donde se venera la imagen de la Patrona de la ciudad, está documentada desde 1375, convirtiéndose, durante la Edad Media, en centro de peregrinaciones.

El antiguo templo  era de una sola nave, con portada de piedra, arcos góticos y cubierta de madera a dos aguas. En 1559 se funda la primera Cofradía del Lledó, y se llevan a cabo sucesivas reformas del edificio. De 1572, y de trazas renacentistas, es la actual portada.

La pequeña imagen de la Virgen pasó a exponerse desde 1638 en el interior de una hornacina.

 El siglo XVIII  se construye una casa junto al templo. La basílica actual inicia sus trabajos en 1724. Y es inaugurada en 1766.

 La fiesta del Lledó, celebrada antiguamente el domingo infraoctava de la Asunción de la Virgen, pasó a conmemorarse, desde 1703, el primer domingo de septiembre. Desde 1912 se celebra el primer domingo de mayo.

En 1901 se inauguraría el nuevo “Camino Paseo” entre la Ciudad y el Santuario, restaurándose seguidamente el templo.

 

 

Invierno: De 8 a 18 h.
Verano: De 8 a 21 h.

Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies