El repartiment: incentivo para participar en las conquistas

El Repartiment fue una fórmula muy extendida durante el siglo XIII para distribuir las propiedades conquistadas.

Este reparto se efectuaba por una comisión nombrada por el monarca y de esta distribución de propiedades se beneficiaban todos los nobles, los eclesiásticos y los soldados que habían participado en la contienda militar.

La distribución se iba realizando por fases y dependía del método de conquista. En ocasiones, la ciudad quedaba prácticamente despoblada por lo que el botín era más oneroso para los asaltantes. En otras, cuando se respetaban las propiedades de los musulmanes, el reparto era más complicado al haber una menor cantidad de lugares para distribuir.

No es de extrañar que los nobles que acompañaban a Jaume I prefiriesen siempre la batalla final antes que el pacto. En las conquistas más sonadas (Burriana y Valencia) la mayoría de los moros que habitaban la ciudad la abandonaron junto a sus propiedades.

Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies