Día del Corpus en Valencia

El Corpus es una de las festividades religiosas más antiguas de la ciudad de Valencia. Ofrece un espectáculo de danzas, desfiles, personajes y solemnidad.

Se celebra el domingo de la sexagésima (60 días) pascua. Comienza a las 12 de la mañana y es, tal y como indica la tradición, una invitación que hacían los jurados de la ciudad, por medio del Capellá de les Roques, a las autoridades y al pueblo llano para que asistiesen a la solemne procesión del Corpus Christi.

Dentro de esta cabalgata destacan:
El Capellá de les Roques: Uno de los personajes más populares. Representa a la Iglesia y su misión es invitar a la gente a conmemorar la fiesta.
Las Danzas: Diversas comparsas realizan vistosos bailes tradicionales y alegóricos bajo el son de la Dolçaina i el Tabalet. La más famosa de todas ellas es La Moma i els Momos. El personaje central, La Moma (representada por un hombre vestido de mujer con una túnica blanca y con la cara cubierta totalmente por un pañuelo blanco), lucha contra los siete pecados capitales.
El Baile de los Nanos y Gegants: Este rito se realiza desde 1588. Cuatro parejas de Gegants (gigantes) y 3 de Nanos (enanos) danzan al compás de sones de Tabalet i Dolçaina interpretando una antiquísima danza.
La Poalà: Los miembros de la Asociación Amics del Corpus, a su paso por la calle Caballeros y Avellanas, son regados con cubos de agua desde los balcones.
Paso de las Rocas: Las Rocas, son carros triunfales que en sus inicios servían para representar Els Misteris a lo largo de la procesión. Se trata de once estructuras de madera con forma de barco antiguo que portan grupos escultóricos que aluden a relatos bíblicos o de santos. Su origen se fecha entre 1373 y 1392.
Solemne procesión: La Senyera (bandera de la ciudad) abre la procesión flanqueada por  estandartes. Tanto la bandera como los guiones de la ciudad son portados por tres Reyes de Armas con testa coronada, pelucas y barbas blancas. Tras ellos la Cruz Arzobispal de la Catedral y Candeleros, representantes de varias parroquias históricas y el Gremio de Carpinteros. Seguidamente desfilan toda una serie de personajes bíblicos y simbólicos. Finalmente le llega el turno de La Custodia, elemento primordial del Corpus y colofón majestuoso de la fiesta.

Un poco de historia

El origen de la festividad se sitúa en 1263, pero sería en 1355 cuando el obispo de Valencia Hugo de Fenollet (quien cinco años antes habría bautizado a San Vicente Ferrer) instauraría la procesión. Actualmente, gracias a la inmejorable labor de la Asociación Amics del Corpus de la ciudad de València, la fiesta ha retomado la vitalidad de sus inicios.

 

Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies