Alfonso de Aragón, primogénito de Jaume I

Restos del infante Alfonso y su esposa Constanza (catedral de Valencia)
Restos del infante Alfonso y su esposa Constanza (catedral de Valencia)
Restos del infante Alfonso y su esposa Constanza (catedral de Valencia)Losa sepulcral del infante Alfonso (Monasterio de Veruela)Losa sepulcral del infante Alfonso (Monasterio de Veruela)Losa sepulcral del infante Alfonso (Monasterio de Veruela)

Alfonso de Aragón fue el hijo primogénito de Jaume I y su primera mujer, Leonor de Castilla. A pesar de haber sido anulado el matrimonio por razones de parentesco, fue reconocido como primogénito y heredero del monarca, el 9 de abril de 1229. Al final, la herencia quedó reducida al reino de Aragón, donde fue jurado en 1243, al repartir Jaume I el resto de sus dominios entre los hijos de su segunda esposa, Violante de Hungría.

Este hecho suscitó grandes diferencias entre Alfonso y su padre. Su tío Fernando, abad de Montearagón le apoyó, mientras que Guillem y Pere de Montcada y Bernat Guillem, y otros nobles, estaban en su contra, aconsejando al rey que lo desheredara.

Para resolver estas disensiones se reunieron las Cortes de Alcañiz, en 1250, nombrándose un jurado que decidió la sucesión de don Alfonso en los reinos de Aragón y Valencia. El rey, ante el temor de que su primogénito se uniera a Alfonso X de Castilla le nombró procurador general en Aragón y Valencia, siendo el primero de este reino.

Jaume I, sin embargo, infringió los pactos y en 1251, el infante Jaume fue reconocido heredero en Valencia, Mallorca y Montpellier. Ello estuvo a punto de provocar la ruptura definitiva. En 1253 se llegó a la solución definitiva. Alfonso fue designado gobernador general de Aragón y heredero de Valencia.

Casó con Constanza de Moncada, que aportó como dote el vizcondado de Beam y murió sin sucesión.

Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies