Castillo de Santa Ana

Buen acceso en coche: Vía asfaltadaVista panorámica

El castillo, de origen musulmán, del que no quedan prácticamente vestigios de esta época, está situado en la cima de la montaña de Santa Ana. En su interior están, también, las ruinas de la ermita del mismo nombre. De planta rectangular y con dos torres situadas en los ángulos nordeste y sudoeste, fue probablemente reconstruido en el siglo XVI, momento en el que se establece un nuevo perímetro defensivo en torno a la ciudad.

Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies