Castillo de Marinyén

Acceso a pieBuen acceso en coche: Vía asfaltadaVista panorámica

A 240 metros de altitud, sobre un escarpado peñón y a escasos kilómetros de la actual Benifairó de la Valldigna está el castillo de Marinyén, también conocido como de la Reina Mora, por la leyenda popular forjada en tiempo de los mudéjares de una reina que se lanzó al vacío con su hijo en brazos desde una de las ventanas de la fortaleza. La leyenda cuenta que la reina murió, pero su hijo logró sobrevivir a la hazaña de su madre.

El castillo cumplió funciones defensivas, de refugio de monjes cistercienses en las revueltas moriscas y de prisión ocasional hasta quedar abandonado a principios del siglo XVII, tras la expulsión de los moriscos.

De origen árabe, aprovechaba la complicada orografía para instalar un recinto de planta poligonal irregular que se extendía por toda la cima. Actualmente en ruinas, este majestuoso castillo conserva algunas puertas (la de la albacara), parte de sus murallas y restos de la torre del homenaje, de dependencias y de aljibes.

A pesar de su reducido espacio, esta fortaleza albergaba una capilla gótico cisterciense de los siglos XIV-XV, cubierta con bóveda de crucería. Al castillo se accede en coche por un camino de huerta que nos acerca hasta los pies de la montaña, donde una senda bien trazada nos conduce hasta el recinto.

 

Se puede acceder en coche hasta el pie de la montaña, desde donde parte una senda que lleva al castillo.

La senda no es recomendable para niños ni personas mayores.

Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies