Ermita y lavadero de San Antón

Ermita y lavadero de San Antón
Ermita y lavadero de San Antón
Ermita y lavadero de San AntónErmita y lavadero de San AntónErmita y lavadero de San AntónErmita y lavadero de San AntónErmita y lavadero de San AntónErmita y lavadero de San AntónErmita y lavadero de San AntónErmita y lavadero de San Antón

A finales del siglo XVI ya hay constancia de la devoción a San Antón entre la población de Caudete.

Buen acceso en coche: Vía asfaltada

Calle San Jaime, 108

Caudete
 

Junto al barrio de San Francisco, y ya a las afueras de la población, se ubica la ermita de San Antón. Esta ermita, según textos parroquiales, ya existía en Caudete desde 1597.

La devoción a San Antonio Abad estuvo muy arraigada en las antiguas comunidades agrícolas, por tratarse de un santo protector de los animales en un momento en que las economías domésticas tenían en éstos uno de sus principales sustentos y fuerza de trabajo.

No obstante, según un artículo publicado por Manuel Beltrán, esta ermita tuvo en su origen un propósito muy distinto. Según el citado autor, la letra griega T (tau), también llamada Cruz de Tau o Cruz de San Antón, que preside el altar mayor de la ermita, es un símbolo de los Hermanos Hospitalarios de San Antón, que se encargaban de mantener una red de albergues de peregrinos.

Otro símbolo que avala esta hipótesis, según el autor mencionado, es la presencia de una pequeña cruz patriarcal en el tejado de la parte trasera de la iglesia, que podrían ver los peregrinos que venían por el camino de Fuente La Higuera.

En base a esta hipótesis, la ermita estaría situada en la intersección de la ruta de la Ruta de la Lana, en dirección a Santiago, con la que conduce desde Valencia a Caravaca de la Cruz.

Se desconoce el momento en el que este edificio deja de ejercer las funciones de albergue hospitalario. Sí hay constancia de que la Orden de Hermanos Hospitalarios de San Antón fue disuelta en 1791. En un momento posterior a esta fecha el municipio se haría cargo de la ermita y se fundó la Cofradía de San Antón.

Junto a la ermita de San Antón, encontramos el lavadero del mismo nombre, del que hay información ya en 1924, aunque su creación sería muy anterior. Este espacio aprovechaba el agua de la Acequia Mayor de Bogarra, que canalizaba el agua para riego y uso humano de la parte sur del municipio.

Esta web utiliza cookies, puede ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Política de cookies